Blog author

diegodimarco.com

Conductor de TV, Asesor de nutrición y Coach de estilo de vida

5 comidas “saludables” que en realidad no lo son

Muchos alimentos saludables no son mejores que sus alternativas. Algunos tienen poco valor nutricional, otros contienen químicos dañinos, y otros incluso, se presentan como “saludables” cuando en realidad no lo son.

En esta ocasión, te enumeraré 5 comidas que pensabas eran saludables pero que en realidad no lo son.

1. Cereal

Para muchas personas, la mañana comienza de la misma manera : un tazón, cereal y leche. Sin embargo, muchos cereales no son nutritivos, incluso los autoproclamados “saludables”. Algunos cereales que promocionan como saludables y buenos para el desayuno pueden contener tanta azúcar como el cereal de maíz azucarado.

Para producirlos, los fabricantes inadvertidamente destruyen muchas de las vitaminas y minerales originales; para compensar, las empresas agregan ingredientes sintéticos para fortificar el cereal.

Pero incluso con la fortificación, los cereales no son tan saludables como los alimentos integrales.

2. Leche descremada o baja en grasas

Evita las opciones bajas en grasa y elije la leche entera en su lugar.

Mientras que las leches descremadas y bajas en grasas tienen menos calorías, la leche entera tiene más grasas saturadas y monoinsaturadas para mantenerte lleno, apoyar el metabolismo y mejorar tu composición corporal. Sin grasa, las leches descremadas y bajas en grasa también tienen vitaminas menos liposolubles como A, D, E y K que la leche entera.

Peor aún, los productores agregan leche en polvo a la leche descremada para mejorar su consistencia porque la leche desnatada no se parece a la leche real; ese proceso introduce colesterol oxidado, que daña las arterias aun más que el colesterol normal.

En 2012, investigadores correlacionaron la leche baja en grasa y sin grasa con mayores niveles de obesidad entre los niños que la leche entera.

3. Aceites sintéticos

La popularidad de los aceites sintéticos creció debido al mito de que la grasa te hace engordar: si la grasa es mala, los aceites y grasas sin grasa son buenos. Por lo tanto, las empresas promovieron esas opciones.

Desafortunadamente, las compañías de alimentos hidrogenan muchos de los aceites falsos que compras, convirtiéndolos en grasas trans. Sin embargo, este proceso hace que el aceite sea más difícil de digerir y aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

4. Barras de proteína

Muchas barras de proteína son barras de caramelo disfrazadas. Están llenas de azúcar y jarabe de maíz con alto contenido de fructosa e incluyen grasas trans y edulcorantes artificiales. Si bien el contenido de proteína es encomiable, simplemente hay mucho más.

5. Bebidas deportivas

Afirman que son los mejores quita sed e incluso mejor que el agua, pero investigaciones dicen lo contrario. Un estudio de la Universidad de Oxford encontró:

Existe una sorprendente falta de evidencia para respaldar la gran mayoría de los productos relacionados con los deportes que realizan reclamos relacionados con un mejor rendimiento o recuperación, incluidas las bebidas … La mitad de todos los sitios web de estos productos no proporcionaron pruebas de sus reclamos, y de los que sí lo hacen, la mitad de la evidencia no es adecuada para una evaluación crítica. No se encontraron revisiones sistemáticas y, en general, se consideró que la base de pruebas tenía un alto riesgo de sesgo.

Un vistazo a los datos nutricionales también revela una gran cantidad de azúcar junto con sus electrolitos, y un montón de calorías también.

Si eres adepto a uno o varios de estos alimentos, te invito a que revises bien la etiqueta y decidas si es o no buena para ti. A veces, la versión “no light” puede ser la mejor opción.

Información: muscleandfitness.com

 

 

Deja un comentario
Comparte en redes sociales:

Permanezcamos conectados

Sígueme en: