Blog author

www.diegodimarco.com

Conductor de TV, Asesor de nutrición y Coach de estilo de vida

5 dietas que jamás debes hacer

Comparte esta publicación:

Es probable que tu deseo por perder peso te haya llevado a probar dietas extrañas y hasta peligrosas. Hacer este tipo de dietas además de no ser seguras, muy probablemente te harán ganar aún más peso en cuanto dejes de hacerla.

En estos tiempos todo lo queremos rápido y cuando se trata de perder peso, queremos que sea aún más.

Te invito a que reflexiones acerca de lo que es mejor para tu salud y evites a toda costa cualquiera de estas 5 dietas de las cuales seguramente haz escuchado.

1. La dieta de papilla de bebé

La comida para bebés es a base de frutas, verduras y carnes hechas puré, no hay una razón real del por qué comer esto te haría bajar de peso.

Comer solo puré puede hacer que te sientas con más hambre a pesar de haber comido una cantidad suficiente de calorías.

Es mejor que comas porciones adecuadas en una alimentación balanceada. Come granos enteros, frijoles, verduras y frutas que son ricos en nutrientes y bajos en calorías.

2. Ayuno prolongado

El ayuno prolongado es una locura porque promueve el desorden alimenticio. Al hacerla, tendrás una caída drástica de calorías, reduce tu metabolismo y daña tus músculos.

Este tipo de dieta aumenta tu resistencia a la leptina, la cual reduce tu capacidad para obtener una sensación de plenitud cuando comiences a comer de nuevo.

3. Ingerir una tenia o solitaria

La tenia es un parásito que puede ser muy difícil de eliminar. Éste se alimenta de lo que tu comes y no te permite aprovechar los nutrientes o calorías.

Además que no hay garantía de que se quede en el estómago ya que puede irse a cualquier otro órgano o parte del cuerpo, podría provocar efectos secundarios como debilidad, dolor cabeza, náuseas y diarrea.

Definitivamente NO lo intentes.

4. Alimentos bajos en calorías

En otras ocasiones hemos hablado de esto, si te enfocas en evitar la grasa puedes terminar consumiendo alimentos altos en carbohidratos.

Los carbohidratos, sobre todo los refinados, se digieren rápidamente y aumentan el nivel de azúcar en la sangre, causando un colapso de la misma poco tiempo después. Esto promueve el almacenamiento de grasa.

5. La dieta de la galleta

Desde el nombre de la dieta puedes adivinar el por qué no es buena. Nuestro cuerpo necesita nutrirse adecuadamente y es más que obvio que unas galletas no son la solución, sin importar qué tipo de galletas sean.

Existen miles de dietas pero siempre hay que usar el sentido común y no poner en riesgo tu salud.

Lo mejor siempre será que te pongas en manos de un experto para que te ayude a controlar tu peso, pero sobre todo a cambiar tus hábitos.

Ninguna dieta funciona mejor que aquella que no te mata de hambre y créeme, si existe.

Estamos para ayudarte a dar ese paso reto21.mx/tienda.

Fuente: womenshealthmag.com

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Permanezcamos conectados

Sígueme en: