Blog author

www.diegodimarco.com

Conductor de TV, Asesor de nutrición y Coach de estilo de vida

5 venenos blancos que comemos todo el tiempo

Comparte esta publicación:

Muchos de los alimentos que consumimos a diario pueden tener un sabor inigualable y delicioso pero no son para nada saludables. Alimentos que si los consumes a diario pueden desencadenar enfermedades graves como la diabetes, hipertensión arterial o hasta cáncer.

Aunque tengan buen sabor, sean blancos y parezcan inofensivos, si los consumes en exceso pueden transformarse en tus peores enemigos ya que tienen poco o nada en valor nutricional.

Estos son los 5 venenos blancos:

Leche de vaca pasteurizada

La pasteurización de la leche destruye las bacterias al igual que los pro-bióticoas (bacterias buenas) y destruye las enzimas esenciales para la absorción de nutrientes.

Daños que ocasiona:

  • Puede ser la principal causa de alergias en niños.
  • Es rica en grasas saturadas y colesterol.
  • Se le ha relacionado con la diabetes y causa indirecta de osteoporosis.
  • Al ser baja en magnesio no permite que el calcio se absorba en los huesos.

Puedes sustituir la leche de vaca por la de almendras

Se obtiene moliendo las almendras secas y peladas. Se licuan con agua y se cuelan. Proporciona calcio, fósforo, potasio y hierro.

La leche de almendras es rica en proteínas vegetales, y vitaminas. Es perfecta para quienes son alérgicos a la lactosa.

Otras buenas opciones son la leche de avena, arroz y soya.

Azúcar blanca refinada

En sí, el azúcar refinada no se le debería considerar alimento puesto que es una sustancia química extraída de fuentes vegetales. En el proceso de la fabricación de azúcar se mezcla con cal viva para obtener ese color blanco.

Todo este proceso elimina las pocas vitaminas que tiene y además se le agrega dióxido de carbono para acelerar el proceso de fabricación.

En conclusión, el azúcar refinada no tiene vitaminas, proteínas, minerales, enzimas, microelementos, fibra, grasas, en fin, ningún beneficio para nuestro cuerpo.

 Daños que ocasiona:

  • Obesidad
  • Caries
  • desequilibrio nutritivo

En vez de azúcar, stevia

La stevia es un endulzante que procede de una hoja perenne. Su sabor proviene de los glicósidos de esteviol.

La miel de abeja también resulta ser una buena opción ya que contiene hidratos de carbono, enzimas, minerales y vitaminas.

Arroz blanco

El grano integral es sometido a un proceso en el cual se le quita la capa exterior y el germen, prácticamente lo que queda es almidón.

Daños que ocasiona

  • Las personas que consumen arroz todos los días son más propensos a la diabetes que los que lo hacen una o dos veces por semana. Esto es porque causa aumentos bruscos en los niveles de glucosa en sangre. Si se consume en exceso, no la puede metabolizar nuestro organismo y puede desencadenar sobrepeso u obesidad y esta a su vez, diabetes.

En vez de arroz blanco, que sea integral

El arroz integral te hace sentir saciado y se absorbe más lento, aademás, inhibe la absorción de azúcar en los alimentos. Contiene mucha más fibra, proteínas, sodio, potasio, fósforo, calcio, hierro,  aceites vegetales, provitamina A, vitamina B1, vitamina B3 y vitamina B12.

Harina blanca refinada

Este alimento también está compuesto principalmente de almidón y aunque hoy en día contiene nutrientes del grano original, abusar de su consumo tiene efectos nocivos en nuestro organismo.

Cuando se somete al grano a los tratamientos químicos, resulta un subproducto llamado aloxano, un veneno utilizado en la industria de investigación médica para producir diabetes en ratones sanos.

 Daños que ocasiona

  • Favorece el cáncer
  • Caries
  • Colesterol
  • Diabetes

Sustituye la harina refinada por harina de avena

La puedes combinar con harina de trigo o con otras harinas para hacer pan o galletas ricas en fibra.

Sal refinada

Al igual que el azúcar y el arroz, carece de valor nutricional. La sal refinada es cloruro de sodio puro.

La sal cristalina natural, tanto del mar como de la montaña, contiene 84 elementos que compone el cuerpo humano en su proporción exacta.

La composición de la sangre es casi igual al agua salina del mar primario, esto quiere decir, una concentración de similar a la que contenía el mar hace millones de años.

Daños que ocasiona

  • Consumir la sal en altas dosis incrementa el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares e hipertensión.
  • La comida chatarra contiene mucha sal refinada.

Sustituye la sal por las hierbas aromáticas

No hay sustituto directo de la sal pero en cambio tenemos una amplia variedad de condimentos que aportan sabor a nuestras comidas.

Entraste a este blog porque quieres tener un cambio y empezar a preocuparte por lo que comes es parte fundamental para lograr llevar una vida sana.

Empieza de a poco disminuyendo la ingesta de lo que has notado que hace mal a tu organismo.

Te aseguro que al ver los resultados positivos en tu salud, te será más fácil prescindir de lo que sabes que te hace daño.

Deja un comentario

Permanezcamos conectados

Sígueme en: