Blog author

www.diegodimarco.com

Conductor de TV, Asesor de nutrición y Coach de estilo de vida

Consejos para no lastimarte cuando empiezas a ejercitarte

Comparte esta publicación:

Cuando decides empezar una rutina muchas veces lo haces a ciegas, sin entender las reglas básicas. Es bueno que quieras ejercitarte pero es importante que tomes las medidas necesarias para que no te lastimes.

Te daré algunos consejos básicos para no lastimarte cuando empiezas a ejercitarte por primera vez.

No quiero que te desanimes, todos hemos empezado de cero, ya lo dice el refrán; la practica hace al maestro.

Vuélvete un experto sin tener la mala experiencia de sufrir una lesión.

Usa tenis que no tengan demasiado alto el talón

Las personas que trabajan en oficinas o en lugares donde tienen que pasar mucho tiempo sentados son propenso a sufrir lesiones en el tobillo y el pie. Al pasar tanto tiempo frente al computador con los hombros hacia en frente, cambiando el centro de gravedad al levantarse.

Ésto hace a tus pies más débiles haciéndolos vulnerables a lesiones como la fascitis plantar y la tendinitis de Aquiles la cual puedes prevenir si usas tenis para correr que no tengan muy alta la suela del talón.

Calentar y enfriar en cada entrenamiento

Lo mejor que puedes hacer es calentar para aflojar tus articulaciones haciendo cardio de bajo impacto. Investigaciones arrojan que es lo más eficaz para prevenir lesiones y te prepara para mejor para el estiramiento. El enfriamiento es igual de importante para reducir el ritmo cardíaco y mejorar tu resistencia en general.

Mántente hidratado

Para tener un mejor entrenamiento debes mantenerte hidratado incluso antes de llegara al gimnasio. Sentir sed significa que ya estas deshidratado.

La deshidratación puede provocar calambres, aceleraciones cardíacas y fatiga, lo cual puede ocasionar que tengas un entrenamiento que te puede causar una lesión. Lleva siempre una botella de agua contigo.

Varias repeticiones y poco peso

La manera de romper accidentalmente un músculo ocurre más frecuentemente cuando empiezas con una rutina por poner demasiado peso. Comienza con una transición segura haciendo varias repeticiones con poco peso y aumentándolo gradualmente.

Asesórate con un profesional

Cuando se trata de ir al gimnasio por primera vez quizá quieras que te acompañe un amigo para empezar la rutina juntos. Es mejor ir de a dos, de esa manera no te sentirás tan inexperto y ambos se darán ánimos pero, toma en cuenta que tu amigo tampoco sabe de aparatos y las lesiones que se pueden ocasionar si no saben utilizarlas.

Mi consejo: acude al gimnasio con tu amigo y ambos busquen asesoría de un experto. Él les dirá como comenzar, cuanto peso poner y la manera adecuada de usar los aparatos.

No hagas una sola rutina

Lo ideal es empezar mezclando entrenamientos. Natación un día, elíptica al siguiente y pesas un día después.

Esto es para que ayude a tu resistencia y evitar poner demasiada presión en un músculo.

Estiramiento

Mantener tus músculos flojos y flexibles con el estiramiento te evitará calambres que a la larga te pueden causar lesiones.

Aliméntate bien

Si estas yendo al gimnasio para poder comer toda la comida chatarra que te gusta no estas en el camino correcto. No hay nada de malo con ser indulgentes de vez en cuando pero cuando tienes una rutina de ejercicio es indispensable que tengas una dieta adecuada.

Come alimentos ricos en proteína y calcio, de otra manera no tendrás energía para trabajar e incluso corres el riesgo de desmayarte cuando estés en tu rutina.

No te avergüences por pedir ayuda

Existe una regla: Si no sabes para qué sirve, no lo uses. A la mayoría de las personas les gusta ayudar así que no tengas pena y pregunta cómo se usa correctamente. Te aseguro que te estarás evitando una pena mayor ya que si algo sale mal, todos se darán cuenta y peor aún, puedes salir lastimado.

Si te duele, para

No debes obligarte a terminar un entrenamiento, si hay dolor es por alguna razón. Puede ser algo simple como que estés usando la máquina  con demasiado peso o algo importante, un problema de salud del que no estabas consciente. Más vale prevenir.

En general, no debe haber ningún problema cuando haces ejercicio de la manera correcta. Aumentar el peso, el tiempo y las repeticiones de manera gradual es lo mejor. Obviamente te sentirás adolorido los primeros días pero el dolor no debe ser paralizante o insoportable. Nadie mejor que tú conoce su cuerpo así que no te extralimites.

Información: bustle.com

 

Deja un comentario

Permanezcamos conectados

Sígueme en:

CLOSE
CLOSE