Blog author

www.diegodimarco.com

Conductor de TV, Asesor de nutrición y Coach de estilo de vida

¿Crees comer sano pero no ves resultados?

Comparte esta publicación:

Muchas veces en aras de perder esos kilos de más las personas recurren a recetas mágicas, olvidando pasos elementales que se deben seguir tales como tener un buen plan alimenticio. Te mostraré una serie de errores que cometemos al momento de hacernos el propósito de bajar de peso.

No ponernos en manos de un nutriólogo

Lo primero siempre que decidimos que queremos bajar de peso debe ser consultar a un especialista. Al no hacer este primer paso puede llevarnos a no solo no lograr nuestro objetivo sino a problemas de salud que podrían ser graves.

Las dietas son personalizadas y siempre guiadas por un profesional ya que no solo cuentan las calorías, sino que también se debe estructurar una alimentación completa y nutritiva.

No hacer ejercicio

Comer en menor cantidad o sano no es suficiente. Todos los doctores te van a pedir que lleves una dieta sana y equilibrada además de actividad física. Ejercitarse es vital para perder peso. La actividad que practiques dependerá de ti.

Saltarse las comidas

No tomar el desayuno, almuerzo, merienda o cena es un error común. Al no tener alguna de estas comidas puede tener un efecto contrario al esperado. Los nutriólogos piden respetar el plan alimenticio para obtener los resultados esperados.

Beber alcohol

Comer sano y tomar bebidas embriagantes no se llevan. Tan solo el alcohol tiene 7 calorías por gramo y si además agregamos las que tienen algunas que son preparadas con leche evaporada, condensada, azúcar, etc., todo lo logrado en el día con la dieta no habrá servido de nada. No importa que lleves el régimen del nutriólogo al pie de la letra, si te excedes en el consumo de alcohol, simplemente no va a funcionar.

Comer o tomar productos light

Que lleve la leyenda light no significa que sea bueno o saludable. Los productos bajos en grasas, azúcar o calorías solo contienen menos que su versión original y para que se puedan promocionar como tal, deben  reducir al menos 30% del valor energético que su par no light.  Por lo tanto, comer o tomar productos bajos en grasa o calorías no significa que no te van a engordar.

No solo es comer sano, es tomar en cuenta que nuestro cambio debe ser generalizado, escogiendo de manera inteligente las modificaciones que haremos a nuestro nuevo estilo de vida.

Fuente: entremujeres.clarin.com

Deja un comentario

Permanezcamos conectados

Sígueme en:

CLOSE
CLOSE