Blog author

www.diegodimarco.com

Conductor de TV, Asesor de nutrición y Coach de estilo de vida

Los cuatro ejercicios más importantes

Comparte esta publicación:

“Cuando de ejercicio se trata, la gente hace lo que más le gusta o en lo que siente que es bueno. Es por ello que muchos de los aspectos del ejercicio son ignorados”, asegura la fisioterapeuta Rachel Wilson.

Todos deberíamos practicar ejercicios aeróbicos, de estiramiento, fortalecimiento y equilibrio. Te enumero lo que necesitas saber de estos cuatro ejercicios.

1. Ejercicio aeróbico

Hacer ejercicio aeróbico acelera la frecuencia cardíaca y la respiración. Ayuda a tu corazón y pulmones y aumenta la resistencia. “Si te agitas mucho al subir escaleras, es un indicador de que necesitas más ejercicio aeróbico para poner en condición tu corazón y pulmones. De esta manera, los músculos obtendrán suficiente sangre para trabajar de manera eficiente”, comenta Wilson.

El ejercicio aeróbico también ayuda a relajar las paredes de los vasos sanguíneos, disminuye la presión arterial, quema grasa corporal, reduce los niveles de azúcar en sangre, reduce la inflamación, aumenta el estado de ánimo y ayuda a elevar el colesterol bueno o HDL.

El ejercicio aeróbico, a largo plazo, reduce el riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular, diabetes del tipo 2, cáncer de mama y colón, entre otros muchos beneficios.

La idea es practicar horas por semana de actividad intensa o moderada. Caminar a paso ligero, trotar, nadar, andar en bicicleta, bailar, etc., son excelentes opciones.

2. Entrenamiento de fuerza

Conforme pasa el tiempo, perdemos masa muscular. El entrenamiento de fuerza ayuda a construirlo de nuevo.

El fortalecimiento de los músculos no solo te hace más fuerte, también estimula el crecimiento oseo, ayuda a disminuir el azúcar en la sangre, colabora en el control de peso, mejora el equilibrio, la postura y reduce el estrés y el dolor en la parte inferior de la espalda y articulaciones.

Los ejercicios de fuerza pueden incluir sentadillas, flexiones, desplantes y ejercicio de impliquen resistencia de un peso.

“Es importante sentir cierta fatiga muscular al final del entrenamiento para asegurarse de que esta haciendo trabajar los músculos de manera efectiva”, dice Wilson.

3. Estiramiento

El estiramiento ayuda a la flexibilidad. A medida que pasa el tiempo nos lleva a perder flexibilidad en los músculos y tendones. Eso aumenta el riesgo de tener calambres musculares, dolor, daño muscular y dolor en articulaciones.

Estirar los músculos los hace más largos y flexibles, esto aumenta el rango de movimiento reduciendo el dolor y el riesgo de alguna lesión.

Te recomiendo practicar ejercicios de estiramiento siempre antes de empezar una rutina. Calienta los músculos primero.

Wilson aconseja no forzar el estiramiento al punto en que duela ya que puede resultar contraprudecente.

4. Ejercicio de estiramiento

Mejorar tu equilibrio te hace sentir más firmeza en tu pisada y previene caídas. Esto es especialmente importante ya que a medida que envejecemos, nuestro oído interno, músculos y articulaciones tienden a deteriorarse.

Nunca es demasiado pronto para iniciar este tipo de ejercicios, aunque no tengas problemas en este momento.

Los ejercicios de equilibrio más comunes son estar parado en un solo pie, caminar con los talones o de puntas y con los ojos abiertos o cerrados. Recuerda tener la opinión de un experto antes de iniciar cualquier ejercicio.

Todo es cuestión de disciplina, todos estos ejercicios en conjunto pueden ayudar a tengas un cuerpo fuerte, sano. Compleméntalo con una dieta balanceada y tendrás todas las herramientas para llevar una vida libre de enfermedades, o por lo menos, tu cuerpo tendrá la manera de defenderse.

Información: health.harvard.edu

 

 

 

Deja un comentario

Permanezcamos conectados

Sígueme en:

CLOSE
CLOSE