Blog author

www.diegodimarco.com

Conductor de TV, Asesor de nutrición y Coach de estilo de vida

Mantente saludable de manera sencilla

A veces todo lo que se necesita son algunos cambios simples para llevar una vida saludable. Estos ajustes rápidos y fáciles a tu régimen de salud diario pueden marcar una gran diferencia en la forma en que te sientes.

Jala los dedos de tus pies

“Esto aumenta la circulación después de que los pies se hayan quedado apretados en los zapatos todo el día”, dice Michele Summers Colon, podóloga en El Monte, California. “Sin la circulación adecuada, los músculos y nervios de los dedos de los pies no funcionan correctamente. Y eso puede causar dolor en las rodillas, caderas y espalda”.

Salta

Mueve tu cuerpo, sin importar lo breve que sea, para detener la respuesta al estrés y cambiar tu estado de ánimo, dice Lisa Oz, autora de US: Transforming Ourselves and the Relationships That Matter Most. (“Transformandonos y las relaciones que más importan”)

Apaga tu celular

No dejes que nadie, ni si quiera tus seres queridos interrumpan un sueño profundo. Aunque te parezca inofensivo ver el celular cuando te dispones a dormir, el no tener un sueño reparador repercute en todas las áreas de tu vida, desde la falta de concentración hasta el estado de ánimo. “Avisé a amigos y familiares cuando estaría durmiendo para poder minimizar llamadas y mensajes de texto ruidosos”, dice Marni Hillinger, MD, una residente médica en la ciudad de Nueva York. “¡Apagar el teléfono también funciona!”

Baja el volumen

Los reproductores de MP3 pueden crear un sonido de hasta 120 decibeles, lo suficientemente alto como para causar pérdida de audición con el tiempo. “Siga la regla 60/60: mantenga el volumen que entra por los auriculares a no más del 60 por ciento del máximo, por no más de 60 minutos al día”, dice James Foy, DO, médico osteópata en Vallejo, California.

Chécate

“Haga un chequeo de cuerpo completo una vez al mes en una habitación bien iluminada”, aconseja Joshua Zeichner, MD, director de investigación cosmética y clínica en el Centro Médico Mount Sinai en la ciudad de Nueva York. “Toma un espejo de mano si tienes uno. Pídele a un miembro de la familia que revise tu espalda si no puedes verlo. Busca lunares nuevos o viejos que hayan cambiado o crecido (luego haz que un dermatólogo eche un vistazo). También recomiendo un chequeo corporal total con un dermatólgo anualmente, dos veces al año si tiene antecedentes personales o familiares de lunares raros. La detección temprana es clave para tratar el cáncer de piel “, el cáncer más común en las mujeres.

Cambios pequeños con grandes beneficios. Somos nosotros los únicos que tenemos la responsabilidad de nuestra salud. Nunca pospongas una visita a tu médico aunque solo sea revisión de rutina, recuerda que si caes enfermo, perderás más tiempo en la recuperación y dejarás más pendientes que si solo “pierdes” un par de horas en un consultorio.

Información: .health.com

 

Deja un comentario
Comparte en redes sociales:

Permanezcamos conectados

Sígueme en: