Blog author

www.diegodimarco.com

Conductor de TV, Asesor de nutrición y Coach de estilo de vida

Motívate para hacer ejercicio en 3 sencillos pasos

Comparte esta publicación:

Entiendes que si te ejercitas podrás llevar una vida sana y haz leído de los beneficios que trae hacer ejercicio pero, simplemente no estás motivado. No eres el único.

Ojalá existiera una píldora mágica que nos hiciera más inteligentes, felices y nos ayudara a estar en forma…

Buena noticia; existe.

Mala noticia (para algunos); es el ejercicio.

Muchas personas juegan con aplicaciones de entrenamiento cerebral para mantener su mente rápida y alerta, otras meditan o toman suplementos y vitaminas pero, el ejercicio puede ayudar a tu cerebro de la misma manera que cualquiera de esas prácticas.

Científicamente el ejercicio es la mejor manera de mejorar su función cognitiva. Cuando practicas algún deporte aumenta el factor neurotrófico derivado del cerebro, que te ayuda a prender hasta un 20% más rápido.

Sigue estos sencillos pasos para que cada día te motives.

1. Mata el temor al ejercicio

Con la mentalidad puesta en que si vas al gimnasio o a correr te vas a cansar, no vas a aguantar o incluso que vas a hacer el ridículo por no saber los movimientos no lograrás nada. De hecho ese pensamiento te aleja de la meta.

No temas, comenzar es desagradable pero lo es más cuando le das demasiada importancia o solo estás pensando en eso.

No subestimes lo bien que te puedes sentir una vez que empiezas. ¿Lograste comenzar? Ahora hay que mantenerte haciendo ejercicio regularmente.

2. Hacer un plan real

Tienes que crear un plan muy específico, uno en el cual describas dónde, cuándo y a qué hora vas a hacer ejercicio. Tomarlo con la seriedad requerida, como si fuera una cita de trabajo, así de serio debe ser.

Puede ser que lo hayas intentado antes y no haya funcionado. Haber estado en esa situación te puede ayudar más de lo que te imaginas por que ya sabes que fue lo que salió mal y hacer un plan al respecto.

También sería bueno que pienses qué pasará si te sientes demasiado cansado como para una rutina. Mi sugerencia es que te mentalices diciéndote “solo haré la mitad. Estaré solo media hora en vez de la hora completa”. Esta es una forma de asistir y verás que cuando empieces tu rutina no estarás satisfecho hasta terminarla.

3. Hacerlo divertido

Al decirte que lo hagas divertido no me refiero a que te la pases riendo, si no que lo conviertas en algo más que que una obligación, una tarea que tienes que hacer como parte de tu rutina diaria. La intención es que se vuelva tan común, que si no lo completas, sientas que algo falta.

Un calendario y un marcador del color que más te guste puede ser tu mejor aliado. Marca con una gran X cada día de ejercicio completado. No pararás hasta ver cada día marcado.

Tu salud es importante y es por eso que tienes que hacer un esfuerzo extra para poder tener una mejor calidad de vida. El ejercicio como antes te lo he dicho, es un complemento, pero un complemento muy importante. Alimentación y ejercicio; mente sana en cuerpo sano.

Información: bakadesuyo.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Permanezcamos conectados

Sígueme en:

CLOSE
CLOSE