Blog author

www.diegodimarco.com

Conductor de TV, Asesor de nutrición y Coach de estilo de vida

5 riesgos de ser crudivegano

Comparte esta publicación:

De la búsqueda por una buen salud han surgido diferentes dietas. Desde la que solo haces por un tiempo, hasta las que adoptas permanentemente, tomando un sistema que va de comer cierto tipo de alimentos, hasta cancelar definitivamente algunos otros.

Es así como han surgido la dieta vegetariana ovo-láctea o la mediterránea (mucha verdura, muy poca carne), las cuales tienen un considerable apoyo científico. O como la vegetariana estricta, la que evita todos los productos animales que también tiene muchos seguidores.

Pero existe otra ramificación: el crudivegano, la cual consiste en no cocinar nada pues considera que cocinar es antinatural y no saludable.

Un principio fundamental de esta dieta dice que si cocinas los alimentos por encima de los 40 grados Celcius, no solo disminuye su nutrientes, sino que los hace tóxicos y menos digeribles.

Dice que los alimentos ‘muertos’ o cocinados están agotados de su energía vital, así como de la mayoría de sus nutrientes.

A menudo los jugos verdes son los elementos clave de esta dieta.

Yo no estoy de acuerdo con esta dieta y te diré las cinco principales razones y los conceptos erróneos:

1. Cocinar destruye los nutrientes

Los alimentos crudos puedes ser nutritivos pero al cocinarlos, separa las fibras y las paredes celulares para liberar nutrientes que de otro modo no estarían disponibles.

Te doy como ejemplo el jitomate (tomate rojo), al cocinarlo aumenta cinco veces el licopeno, un antioxidante presente en esta fruta.

Lo mismo con la zanahoria, al cocerla, el cuerpo tiene más disponibilidad de absorber el beta-caroteno.

Al cocer los vegetales también se puede reducir ciertos productos químicos que inhiben la absorción de minerales presentes en los mismos tales como zinc, hierro, calcio y magnesio. Cocinar las espinacas por ejemplo, hacen que se aproveche más el hierro y el calcio.

Es verdad que algunas vitaminas se pierden al cocinarse como la vitamina C. Es por eso que al comer productos crudos y cocidos obtienes lo mejor de las dos partes.

Por otro lado, una cosa es cocer y otra carbonizar. Lo ideal es que se cueza al punto, no demasiado que pierda los nutrientes, ni tan poquito que siga crudo.

2. Cocinar destruye enzimas

En efecto, las destruye. El calor destruye enzimas pero, los seres humanos hacemos nuestras propias enzimas digestivas para descomponer las moléculas de los alimentos.

Esto es algo para tomar en cuenta si ya eres o estas pensando en volverte crudivegano; la mayoría de las enzimas vegetales en los alimentos crudos se destruyen con los ácidos gastrointestinales, muy pocos llegan al intestino delgado por lo que su contribución a la digestión es mínima sino es que nula.

3. Los alientos crudos son desintoxicantes

La desintoxicación dietética es un concepto de medicina alternativa. No hay alimentos o hierbas que mágicamente extraigan toxinas de tu sangre u órganos.

La desintoxicación ayuda a no colocar más toxinas en nuestro cuerpo. Una dieta balanceada y tomar agua ayuda a tu hígado y riñones a procesar y eliminar toxinas más eficazmente.

4. Ser crudivegano es saludable

Al convertirte en crudivegano puede que pierdas peso por consumir menos calorías pero, la pérdida de peso no debe ser el objetivo sino un efecto secundario de tu cambio de hábitos.

El problema es que esta dieta tiene deficiencias nutricionales, particularmente en vitamina B12 y D, selenio, hierro, ácidos grasos omeg-3, DHA y EPA. Sin tomar suplementos sería difícil -y para la vitamina B12 imposible- obtener la cantidad suficiente de los vegetales crudos.

5. Los alimentos crudos son naturales

Un crudivegano dijo alguna vez “ningún otro animal cocina comida”. Es cierto pero, ningún otro animal combina lechuga, pepino y zanahoria para la ensalada perfecta, o pone en una licuadora frutas tropicales para hacer un delicioso licuado.

Al decir esto, me refiero a que no nos podemos comparar con los animales porque entonces también tocaría decir que algunos se alimentan de carne cruda o incluso descompuesta.

Ninguna cultura a través del tiempo ha intentado sobrevivir de alimentos crudos. De hecho, un niño criado en este régimen y sin algún suplemento, desarrollaría problemas neurológicos y de crecimiento debido a la falta de vitamina B12 y otros nutrientes.

Esta es mi opinión acerca de la dieta crudivegana. No pretendo menospreciar a las personas que lo practican, simplemente informarlos de lo desafiante que es esta dieta y las precauciones que deben tomar, como tener una fuente extra de vitaminas.

Finalmente lo haces para sentirte bien y esta puede ser para ti una alternativa.

Información: livescience.com

 

Deja un comentario

Permanezcamos conectados

Sígueme en: