Blog author

www.diegodimarco.com

Conductor de TV, Asesor de nutrición y Coach de estilo de vida

Tipos de grasa y cómo deshacerse de ella

En los últimos años, los investigadores han descubierto que la grasa se presenta en muchos tonos diferentes, cada uno con propiedades moleculares únicas e implicaciones para la salud.

A continuación, te diré lo que significa cada uno.

Café

El tejido adiposo marrón se encuentra en la parte posterior del cuello y sirve para convertir los alimentos en calor. Actúa como un músculo cuando es estimulado por ambientes fríos, quemando calorías como combustible. Un adulto con un peso normal o con un peso inferior al normal naturalmente almacena entre 50 y 90 gramos de grasa parda, suficiente para quemar 250 calorías en el transcurso de tres horas cuando se lo estimula.

 Beige

En ratones, esta mezcla de grasa café y blanca muestra un gran potencial para el control del peso. Según el Instituto del Cáncer Dana-Farber, cuando los ratones ejercitan su tejido muscular libera la hormona irsina, que convierte la grasa blanca en grasa marrón. Dado que los humanos tienen la misma hormona en la sangre, los investigadores sospechan que los humanos también producen grasa beige a través del ejercicio. Esta grasa almacena la energía que de otro modo terminaría en tu vientre.

Blanca subcutánea

Este tipo de grasa blanca se encuentra directamente debajo de la piel. Un estudio publicado en el New England Journal of Medicine en 2004 descubrió que la extracción de liposucción de grasa subcutánea (hasta 10 kilos) en 15 mujeres obesas no tuvo efecto después de tres meses en su presión sanguínea, azúcar en la sangre o colesterol. Por eso, se considera que esta grasa no es ni buena, ni mala.

Blanca visceral

Esta “grasa profunda” envuelve los órganos internos y emite toxinas y ácidos grasos que son barridos por la sangre y vertidos en el hígado. Investigaciones sugieren que ésta bombea productos químicos que pueden aumentar el riesgo de enfermedad cardiovascular al promover la resistencia a la insulina y la inflamación crónica. Debido a su rico flujo sanguíneo, la grasa visceral es muy sensible al ejercicio, mucho más que la subcutánea obstinada.

Lo recomendable es tener una dieta saludable y ejercitarte por lo menos tres veces a la semana para que mantengas tu peso.

Información: mensfitness.com

Deja un comentario
Comparte en redes sociales:

Permanezcamos conectados

Sígueme en: