Blog author

www.diegodimarco.com

Conductor de TV, Asesor de nutrición y Coach de estilo de vida

¿Tu entrenador tiene que ser health coach?

Es genial si un entrenador puede hacerlo todo, pero ante todo, debe ser un entrenador personal calificado.

Obviamente, los entrenadores personales pueden ayudarte a llevar tus entrenamientos al siguiente nivel. Pero con más y más entrenadores que ofrecen servicios adicionales, ¿es seguro para tu personal de gimnasio ser una ventanilla única para todas sus necesidades de bienestar?

“Algunos entrenadores ven estas otras oportunidades, pero no entienden los alcances de esas prácticas”, dice Fabio Comana, instructor de la facultad de la Academia Nacional de Medicina del Deporte , que certifica a los entrenadores personales. “La capacitación personal no está reglamentada en gran medida, por lo que pone parte de la responsabilidad del consumidor, lo cual es desafortunado”.

Ha habido casos de entrenadores personales que prescriben suplementos (que aseguran son quemadores de grasa) o que presionan demasiado a un cliente, a veces con consecuencias casi fatales .

Un entrenador personal no debe diagnosticar lesiones o enfermedades ni proporcionar fisioterapia. Pueden evaluar la calidad de tu movimiento, pero nunca hacer ningún diagnóstico de ese tipo (lesiones o enfermedades).

¿Cómo encontrar al entrenador personal perfecto?

“Al contratar un entrenador personal, definitivamente debe buscar las calificaciones o certificaciones reales de instituciones acreditadas, no solo alguien que tomó un curso en Internet”, dice Reinhard Nel, gerente de desarrollo de capacitación en el Dogpound de la ciudad de Nueva York. “También soy un firme creyente en no solo hablar, sino caminar. Su cuerpo y estilo de vida forma parte de su tarjeta de presentación como entrenador. Busque personas que practiquen lo que predican y no solo esperen a ciegas que haga algo que nunca antes hayan hecho. Ser capaz de relacionarse en algún nivel es lo que crea una forma de respeto entre el cliente y el entrenador “.

Cuando contrates un entrenador personal, haz tu tarea: Pide ver su certificación e investiga quién la emitió. Asegúrate de que su certificación aún sea válida (deben renovarse aproximadamente cada año).

El verdadero inconveniente es que depende de los clientes saber si ese entrenador en particular está calificado para ofrecer servicios adicionales, y no solo convertir un curso en un truco de marketing.

El consejo más importante que te puedo dar es que consultes a tu médico antes de intentar cualquier cosa que parezca sospechosa.

Por último, ten en cuenta que lo que puede funcionar para otros puede no funcionar para ti.

Información: menshealth.com

Deja un comentario
Comparte en redes sociales:

Permanezcamos conectados

Sígueme en: