Blog author

www.diegodimarco.com

Conductor de TV, Asesor de nutrición y Coach de estilo de vida

5 alimentos que te impiden bajar de peso

Si estás tratando de perder peso, sabes que puede ser un proceso complicado y a veces frustrante. No todos los alimentos (o calorías, para el caso) son iguales, y así como algunos pueden ayudarte a bajar de peso, otros pueden evitarlo por completo.

Estos son algunos alimentos que pueden impedir la pérdida de peso y te diré con qué puedes sustituirlos.

1. Alimentos emulcionantes

“Muchos alimentos procesados, como helados, mayonesa, margarina, chocolate, productos de panadería y salchichas, contienen emulsionantes, que son sustancias químicas que ayudan a mezclar ingredientes que no se mezclarían naturalmente como aceite y agua, por ejemplo”, comenta la enfermera Rebecca Lee.

Los emulsionantes también hacen que la comida se vea atractiva, la mantienen fresca. Puede que todo parezca inofensivo, pero un estudio en ratones descubrió que el consumo de estos productos químicos puede afectar al cuerpo alterando las bacterias intestinales, desencadenando la inflamación y aumentando el riesgo de obesidad y enfermedades del corazón.

Los emulsionantes comunes incluyen: lecitinas, mono y diglicéridos, éster de poliglicerol, éster de sorbitán, éster de PG y éster de azúcar.

¿Cómo lo puedes sustituir?

Cuando sea posible, opta por alimentos no procesados ​​como frutas y verduras frescas, huevos frescos de granja, legumbres, nueces y semillas.

2. Glutamato monosódico

“El glutamato monosódico (MSG) es un potenciador de sabor altamente adictivo comúnmente utilizado en la comida rápida, comida china, sopas instantáneas, alimentos enlatados, carnes procesadas y muchos otros alimentos preempacados”, explica Lee.

“El consumo regular de alimentos cargados de MSG está relacionado con el aumento de peso, así como con muchos otros problemas de salud. Un estudio de 750 hombres y mujeres chinos descubrió que aquellos que usaban la mayor cantidad de MSG en su cocina tenían casi tres veces más probabilidades de tener sobrepeso que aquellos que no”, explica. “Aún más aterrador, el aumento en el riesgo de obesidad era independiente de la actividad física y el total de calorías consumidas”.

Otras afecciones relacionadas con el glutamato monosódico incluyen fibromialgia, toxicidad hepática, niveles altos de azúcar en la sangre, asma, colesterol alto, presión arterial alta, trastornos cerebrales neurológicos, trastornos digestivos y síndrome metabólico.

¿Qué utilizar en vez de MSG?

Busca alimentos que estén mínimamente procesados ​​y sazonados con especias simples.

3. Edulcorantes artificiales

“Muchas personas usan sustitutos del azúcar sin calorías como una herramienta para perder peso, pero estos edulcorantes en realidad pueden tener el efecto opuesto”, dice Lee.

En un estudio con ratones , aquellos que fueron alimentados con edulcorantes artificiales como sacarina, sucralosa o aspartame desarrollaron intolerancia a la glucosa, una condición metabólica asociada con la obesidad y la diabetes tipo 2.

 “Los edulcorantes artificiales alteraron los microbiomas intestinales de los animales hacia un equilibrio de bacterias asociadas con enfermedades metabólicas”, dice Lee. Además, en un estudio de seguimiento de 7 voluntarios humanos, 4 se volvieron intolerantes a la glucosa después de consumir la dosis máxima recomendada de sacarina durante solo una semana.

¿Qué comer en su lugar?

Consumir demasiada azúcar regular tampoco es bueno para ti , así que satisface tus antojos dulces de la manera natural con frutas enteras, canela, mantequillas de nueces o papa o camote.

4. Carbohidratos refinados

Consumir una dieta alta en carbohidratos refinados (pasta, pan, dulces) causará un aumento en el azúcar en la sangre, lo que hará que el páncreas produzca insulina para ayudar a eliminarla, explica Jeanette Kimszal, dietista registrada de New Jersey. Eso se traduce en que tu cuerpo digiera y absorba los alimentos con mayor rapidez, lo que puede causar bloqueos de energía más adelante y dañar tu metabolismo a largo plazo.

¿Con qué sustituirlo?

Busca carbohidratos complejos que consistan en granos integrales y vegetales, como la quinua o la calabaza espagueti. “Contienen fibra, lo que ralentizará la digestión y mantendrá el metabolismo bajo control”, explica Kimszal. “Busque productos integrales que tengan al menos 3 gramos de fibra por porción y no contengan las palabras ‘enriquecido’ en el paquete”.

5. Refrescos carbonatados

“Debido a que contienen jarabe de maíz alto en fructosa (JMAF), el refresco puede causar síndrome metabólico, que es un grupo de condiciones tales como; aumento de la presión arterial, azúcar en sangre, exceso de grasa corporal alrededor de la cintura, que ocurren juntas, aumentando su riesgo de enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular, diabetes “, dice Tanya Zuckerbrot, dietista registrada con sede en Nueva York, autora de The F-Factor Diet. “La fructosa, cuando se consume en las mismas cantidades que otros azúcares, tiene efectos más dañinos sobre el metabolismo”, agrega.

Un estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition encontró que el JMAF puede conducir a la obesidad debido a sus efectos negativos sobre el metabolismo.

¿Qué beber en cambio?

De preferencia toma agua, pero si necesitas que sea de sabor, opta por las aguas naturales con poca o nada de azúcar. Puedes solo echarle unas gotas de limón o unas hojas de menta para cambiarle el sabor.

Una vez que empieces a hacer esos pequeños cambios en tu dieta notarás que te sientes menos pesada, con más energía. Inténtalo solo 21 días y verás que ya no querrás volver a tu dieta anterior.

Información: health.com

 

Deja un comentario
Comparte en redes sociales:

Permanezcamos conectados

Sígueme en: