Blog author

www.diegodimarco.com

Conductor de TV, Asesor de nutrición y Coach de estilo de vida

Ejercicio vs dieta, ¿qué es más importante para la pérdida de peso?

Todos deberíamos comer más sano y también hacer ejercicio todos los días. Podríamos hacer muchas cosas para estar más saludables; movernos más, comer más verduras, menos alimentos procesados, beber menos alcohol, etc.

Ejercicio vs dieta, ¿qué es más importante? Sigue leyendo para que puedas ver la diferencia y la importancia de cada una de ellas.

La realidad es que la mayoría estamos limitados por diferentes causas; falta de tiempo, energía, fuerza de voluntad, economía, etc. El no tomar en cuenta estos factores puede provocar que  sientas que estás fallando en tu objetivo por tener una mejor salud física.

En un recientente metaestudio (estudio de estudios), publicado por el Journal of the American Medical Association, que buscaba averiguar qué dieta funcionaba mejor, concluyeron que ninguna. Hubo diferencias en las dietas y el éxito fue dependiente de lo que la persona podía cumplir. Dicho de otra forma, la practicidad fue la que dominó.

Por lo tanto volvemos a la pregunta inicial, ¿qué es más importante, ejercicio o dieta?

A nivel fisiológica, la pérdida y el aumento de peso giran en torno al consumo calórico y al gasto del mismo. En pocas palabras: perdemos peso cuando comemos menos calorías de las que gastamos. Por el contrario, ganamos peso cuando comemos más calorías de las que gastamos.

Digamos que un hombre de 100 kilos quiere perder medio kilo en una semana. Solo a través del ejercicio, necesita correr aproximadamente 5 kilómetros por día, asumiendo que su dieta se mantenga igual. Solo con la dieta, necesita reducir 500 calorías por día, el equivalente a dos Frappuccinos, dado que su régimen de ejercicio se mantiene igual. Teóricamente, los dos deberían lograr los mismos resultados.

¿Como incorporar eficazmente la dieta y el ejercicio?

El experto en obesidad, el Dr. Yoni Freedhoff, dirige una de las clínicas de obesidad más grandes de Canadá y ha ayudado a innumerables personas a perder peso con un enfoque de salud y estado físico. El Dr. Freedhoff explica:

La mayoría de las personas que veo luchan mucho más con sus cocinas que con sus gimnasios. Encontrarán fácilmente 30 minutos o más por día para ir al gimnasio, ir a caminar o simplemente a su actividad diaria estacionándose más lejos y subiendo escaleras con más frecuencia que para almorzar, preparar los ingredientes, cocinar la cena  o mantener un diario de comida.

La mayoría de la gente quiere perder peso y mejorar la salud, por lo que se requieren tanto gimnasios como cocinas. Dicho esto, si el peso es una preocupación principal, nunca abandonaría la cocina para encontrar el tiempo para hacer ejercicio. En su lugar, tome la cantidad total de tiempo que cree que está dispuesto a gastar en el gimnasio, y dedique formalmente al menos un tercio de eso a la cocina. En cuanto a las cantidades óptimas, a una persona le debe gustar la vida que está viviendo si la va a mantener, así que lo que es correcto y óptimo para una persona será demasiado o poco para otra. La pregunta más sencilla es “¿podría vivir así para siempre?” Y si la respuesta es “no”, tendrá que cambiar algo.

El Dr. Freedhoff ha trabajado con una enorme cantidad de pacientes exitosos y estos son sus puntos en común.

Las personas que tienen más éxito son aquellas que aceptan tanto la coherencia como la imperfección. Piense en comenzar un programa de control de peso o de vida saludable como lo haría con un arte marcial. Nunca esperarías tener un cinturón negro desde el principio. En cambio, comenzarías con movimientos realmente básicos que practicarías una y otra vez, te caerías un montón, y hacerlo sería una expectativa, y no una decepción. Y luego, de forma lenta pero segura, mejorarías cada vez más. Lo mismo es cierto cuando se construye cualquier conjunto de habilidades, incluida una vida saludable, y así como podrías imaginar una patada de gancho giratoria en tu mente cuando comienzas en tu dojo, eso no significa que puedas simplemente hacer uno. Entonces, también, con una vida sana.

Pasos a seguir para garantizar tu éxito

  • Determina cuántas calorías gastas al día.
  • Reduce tu consumo de calorías un 20%. Cada vez que disminuyas tu ingesta calórica, aumenta la cantidad de proteína para que te sientas saciado. La proteína también tiene un mayor efecto térmico de los alimentos de cualquier macronutriente, lo que significa que tu cuerpo necesita gastar más energía para digerirla en comparación con los carbohidratos o las grasas.

Notarás que la recomendación de pérdida de peso anterior no menciona el ejercicio. Pero si bien no debes considerar el ejercicio en tu gasto calórico o ingesta, aún debes incorporarlo para tener una mejor salud.

“El peso se pierde en la cocina, pero la salud se gana en los gimnasios” comenta el Dr. Freedhoff.
Antes ya habíamos comentado que para perder peso se necesita saber comer pero, ojo, el ejercicio es indispensable para una buena salud. Comienza desde hoy con hábitos saludables, tu cuerpo te lo agradecerá y verás que no en mucho tiempo, casi de inmediato comienzas a notar lo bien que te hace sentir el cambio.
Información: vitals.lifehacker.com

 

 

Deja un comentario
Comparte en redes sociales:

Permanezcamos conectados

Sígueme en: