Blog author

www.diegodimarco.com

Conductor de TV, Asesor de nutrición y Coach de estilo de vida

Cómo perder peso después de los 40

Con la edad  obtienes más sabiduría, empatía, mayor sensación de saber quién eres y la posibilidad de una talla de pantalón más grande.

A partir de los 40 años, es más fácil subas de peso, y sea más difícil bajarlos. Gracias a un metabolismo más lento , podrías estar quemando 300 calorías menos por día que cuando tenías 20 años, según el American Council on Exercise.

La caída de los niveles de estrógeno durante la perimenopausia y la menopausia puede causar sensibilidad a la insulina, lo que hace que sea más difícil para tu cuerpo controlar la cantidad de azúcar en la sangre, dice Caroline Cederquist, MD, cirujano bariátrico.

Con unos pocos movimientos inteligentes, puedes ser más astuto que tu metabolismo lento y estar en forma toda tu vida y no olvidar que algunas cosas cambian después de los 40.

A continuación te daré consejos de lo que debes y no debes hacer para mantenerte en forma después de los 40.

Saltarse las comidas interfiere con tu metabolismo

Cuando te saltas el desayuno o la cena, le dices a tu cuerpo que consuma calorías en lugar de quemarlas. “Saltarse las comidas también aumenta las posibilidades de que el azúcar en la sangre se bloquee, dejándolo voraz por un golpe de energía rápido en forma de carbohidratos azucarados”, dice Cederquist.

Mantén los carbohidratos bajo control

Agregar más proteínas a tu dieta también puede ayudar. “El nutriente no solo ayuda a evitar la pérdida muscular relacionada con la edad, sino que también ayuda a mantener su metabolismo acelerado, porque el cuerpo tiene que trabajar más para digerirlo que, por ejemplo, un panecillo”, dice Cederquist.

  • Verduras o frutas : Llena la mitad de su plato con ellos. Son ricos en fibra y agua, por lo que ocupará mucho espacio en tu estómago sin aportar demasiadas calorías a tu dieta.
  • Proteína magra: Tu plato debe tener una ración del tamaño de la palma de tu mano. Buenas fuentes incluyen yogur griego, huevos, pollo y pescado.
  • Carbohidratos complejos: Tu plato debe tener una porción del tamaño de tu puño cerrado. Granos integrales, frijoles, fruta fresca y vegetales con almidón (como las papas) son buenas opciones.
  • Grasas saludables : Pueden sumarse rápidamente cuando intentas perder peso, por lo que vale la pena medirlas. Que sean de 7 a 10 gramos cada vez que comas.

Come menos calorías, con mayor frecuencia

Dividir la comida en tres comidas de tamaño moderado y uno o dos refrigerios pequeños mantendrá los niveles de azúcar en la sangre estables mientras se combate el impulso de picar chatarra.

Escoge sabiamente tus golosinas

Lamentablemente, no se puede comer hamburguesas y batidos de chocolate como cuando tenías 20 años y esperar perder peso. Pero aún puedes disfrutar de tus comidas favoritas.

Es posible que debas guardarlos para cuando realmente tengas anhelo o guardes la ocasión para un día en especial como la reunión con amigas.

Muévete más

Hacer 30 minutos de actividad diaria es un buen comienzo, pero ahora es el momento de aumentar aún más las cosas al trabajar también en al menos 10,000 pasos diarios. Agregar cuatro o cinco sesiones semanales de entrenamiento de resistencia puede ayudarte a mantener tu masa muscular y quemar aún más calorías.

Conócete y sé honesto

Tener más de 40 años no significa automáticamente que tengas que cortar ciertos alimentos para estar o mantenerte en forma, a menos que sepas en el fondo que un alimento realmente está obstaculizando sus objetivos. “Si tener un cuadrado de chocolate lleva a comer una bolsa entera, tener un cuadrado de chocolate no funciona para ti”, dice Cederquist.

Una vez más se comprueba que los hábitos son lo más importante. Si tienes el hábito de hacer ejercicio y comer sano, seguro que no tendrás problema en controlar tu peso. Si necesitas ayuda, te invito a que visites mi página de Reto 21 donde seguro encontraremos un plan que se ajuste a tus necesidades.

Información: www.prevention.com

Deja un comentario
Comparte en redes sociales:

Permanezcamos conectados

Sígueme en: